Francisco Hevia: “Las empresas debemos aportar nuestro granito de arena en la lucha contra el hambre y el desperdicio alimentario”

III ENCUENTRO_ALIANZA
Programa del IV Encuentro nacional de la ACHM-E
11 noviembre, 2017
IMG_0715
Presentado el IV Encuentro nacional de la ACHM-E
14 noviembre, 2017
Show all
Francisco Hevia - Director de RC y Comunicación

Francisco Hevia es el Director de Responsabilidad Corporativa y Comunicación de Calidad Pascual  y formará parte de la mesa empresarial durante el IV Encuentro nacional de la Alianza Contra el Hambre y la Malnutrición de España, que tendrá lugar el próximo jueves, 16 de noviembre, en León.

– El objetivo del IV Encuentro de la ACHM-E es debatir sobre los sistemas de ayuda alimentaria en nuestro país. Una cuestión en la que las empresas del sector agroalimentario juegan un papel decisivo. En 2016, Calidad Pascual donó más de 700.000 kilos de alimentos. ¿Cuál es la política de su empresa en este sentido?

Calidad Pascual tiene un firme compromiso con la sociedad en la que desarrolla su actividad a través de sus políticas de Responsabilidad Social Corporativa y su gestión responsable. El entramado empresarial, nosotros, tenemos el deber de contribuir a los sistemas de ayuda alimentaria en nuestro país y aportar nuestro granito de arena en la lucha contra el hambre y el desperdicio alimentario. En Calidad Pascual contribuimos en asegurar el acceso de todas las personas a una alimentación sana, nutritiva y suficiente durante todo el año, y colaboramos activamente para conseguirlo.

– Por cuestiones de logística y criterios comerciales, muchos productos se retiran de la venta en perfectas condiciones. ¿Es la donación a entidades sociales la mejor salida para estos alimentos que, estando en perfecto estado, no pueden mantenerse en los puntos de venta?

Optimizar la cadena logística, promoviendo en su segunda mitad la donación a entidades benéficas, es una herramienta desde luego eficiente. Un dato al respecto: la Asamblea General de Naciones Unidas aprobó en septiembre de 2015 sus objetivos de desarrollo sostenible, entre los que figura reducir a la mitad el desperdicio de alimentos por habitante, y reducir la pérdida de alimentos en las cadenas de producción y suministro. La Unión Europea ha hecho suyos estos objetivos.

– Estamos enfocando el asunto desde una perspectiva de compromiso social, pero la donación de alimentos también significa pensar con criterios de sostenibilidad.

Son precisamente esos criterios de sostenibilidad los que han impulsado nuestro Movimiento RAP (Reduce, Ahorra y Protege), una acción que nace con el objetivo de sensibilizar a la población sobre la necesidad de disminuir la cantidad de alimentos que diariamente tiramos a la basura. Proponemos un movimiento social con tres ejes: Reduce los desperdicios que generamos; Ahorra, un eje que resalta el impacto económico que una buena práctica genera; y Protege, que cierra el mensaje con el impacto que la producción de alimentos tiene en el medio ambiente. Si logramos reducir esa producción, la naturaleza lo agradecerá.

– La responsabilidad social es un valor en alza para las empresas. ¿Cuál es la tendencia que observa como presidente de la Asociación de Directivos de Responsabilidad Social (DIRSE)?

La RSC ha ido ganando terreno y relevancia hasta englobar todas las actividades desarrolladas por una compañía. Es cierto que ha habido una creciente exigencia legislativa (también social) que ha impulsado los códigos de buenas prácticas empresariales. La entrada en vigor a comienzos de este año de la nueva Directiva europea sobre información no financiera y diversidad ha contribuido a que las buenas prácticas y el compromiso con la sostenibilidad dejen finalmente de ser una parte más dentro de las empresas para convertirse en una piedra angular para el desarrollo del negocio.

– ¿Qué retos debe afrontar el sector empresarial de cara a mejorar la gestión de las ayudas alimentarias?

Logística y digitalización tienen mucho recorrido aún, y desde luego nosotros nos proponemos optimizar y coordinar mejor todo ese proceso, e involucrar a los agentes sociales que entregan esa ayuda.

– En el IV Encuentro de la Alianza Contra el Hambre y la Malnutrición de España estarán representados, además del empresarial, los ámbitos de la sociedad civil, las administraciones públicas y el sector educativo. Las alianzas entre todos ellos parecen el único camino viable para lograr la consecución de los grandes retos de nuestro tiempo, reflejados en los ODS (Objetivos de Desarrollo Sostenible). ¿Cómo cree que se pueden promover este tipo de pactos?

Es fundamental que las empresas se hagan eco de la situación y participen en las alianzas internacionales y encuentros estratégicos que tratan de combatir el hambre. Las aportaciones y propuestas para aplicar buenas prácticas y dinamizar un modelo de desarrollo sostenible y a largo plazo siempre son bienvenidas.

– ¿Qué expectativas tiene con respecto al IV Encuentro de la ACHM-E?

Espero que, por cuarto año consecutivo, este encuentro siga ampliando el foco para concienciar a la sociedad sobre la importancia de la sostenibilidad en los sistemas de producción y se marquen nuevos objetivos para acabar con el hambre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestro servicio, la navegación por nuestra página web, así como su uso, analizando con carácter adicional su navegación. Si continúa dentro de nuestra web acepta su uso, pudiendo obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración en nuestra política de cookies. ACEPTO